La estrategia sueca de Innovación para el 2020 empieza por las personas

Extractos del documento “The Swedish Innovation Strategy”, del Government Offices on Sweden, que explica la estrategia de innovación para el 2020 de un país pionero en ideas y nuevas formas de pensar y hacer, cuáles son los lineamientos que guían esta estrategia y los resultados que esperan obtener.

“Un fuerte clima de innovación en 2020 nos permitirá:

  • Las personas y otros actores, al ser más innovadora, aportarán soluciones a los grandes retos de la sociedad, en Suecia, así como a nivel mundial.
  • Las Empresas, al ser más innovadores, crean valor, aumentan su competitividad y atraer conocimiento, inversiones, socios y cooperación de todo el mundo.
  • Los actores del sector público asociados con organizaciones privadas y de la sociedad civil, al ser más innovadores, proveen servicios públicos de alta calidad y eficiencia.”

“La innovación empieza con los seres humanos. Los seres humanos tenemos ideas y desarrollamos conocimiento. Los seres humanos usamos nuestro conocimiento, habilidades y experiencia para encontrar nuevas soluciones a nuestros problemas, en nuestros trabajos, en nuestro tiempo libre y también como consumidores…”
– Annie Lööf Minister for Enterprise

“Hoy en día, la innovación es algo mucho más amplio que la creación de valor basada en la investigación y desarrollo tecnológico (I+D).

En las conomía basadas en el conocimiento, actividades como el diseño, modelo de negocio y desarrollo de organizaiones o de marketing son cada vez más importantes. La innovación ocurre cada vez más en los procesos abiertos de la co-creación entre personas y actores diversos. Dentro de las organizaciones (ya sean empresas u otros) los procesos de innovación tienden a involucrar a colaboradores de todas las funciones y áreas en lugar de, como en el pasado, atribuir la responsabilidad de un departamento de I+D independiente y aislado.

La innovación ocurre cada vez más en los procesos abiertos de co-creación entre personas y actores diversos.

Nuevas formas de crear e intercambiar conocimientos y otros recursos cambian los procesos de innovación y las inversiones en propiedad intelectual. La revolución digital está creando posibilidades totalmente nuevas para la participación de usuarios y clientes en la innovación y la creación de nuevos servicios, por ejemplo, sobre la base de “open data”. Esto se refiere a todo, desde soluciones de transporte a la cultura y los servicios públicos como también una mayor conciencia de la importancia de las normas y regulaciones.

Conceptos subconsciente y tácitos, como que ser “innovadores” es una característica más masculina que femenina y que las innovaciones son solo soluciones tecnológicas son un riesgo y un sesgo que nos hace pasar por alto el potencial de innovación entre los grandes grupos de individuos y sectores enteros.

Una política de innovación basada en el conocimiento que poseemos en la actualidad combina iniciativas orientadas a estimular la oferta y la demanda de nuevas soluciones.

En cuanto a la oferta, se refiere a las diferentes formas de apoyo (orquestadas, promovidas y apoyadas por el estado) para el desarrollo de nuevos conocimientos y actividades de innovación, por ejemplo, como la protección de la propiedad intelectual. La intención es que las empresas y organizaciones  adquieran buenas capacidades y perspectivas para inovar.

Desde la demanda, se busca estimular nuevas soluciones, por ejemplo, a través de la innovación de adquisiciones, la normalización y legislación.

Tanto la OCDE y la UE hacen hincapié en la necesidad de integrar estas perspectivas y empezar desde un punto de vista holístico. Esto significa, por ejemplo, que las iniciativas de la política de innovación con el fin de cumplir con los retos sociales a nivel mundial en las áreas de clima y el medio ambiente debe incluir medidas para la generación de nuevo conocimiento o tecnología, así como medidas para estimular los mercados de nuevas soluciones.”

 Fuentes

Leave a Comment